La opción de aplicarse el color o tinte en casa es una tendencia en alza y hay excelentes productos para hacerlo. Pero cuidado, muchas veces el resultado no es el deseado porque no prestamos atención al proceso correcto.