En una sociedad donde prima el estrés y el desequilibrio nutricional, no es de extrañar que tengamos deficiencias en nuestro organismo. Como consecuencia de ello nos encontramos con que los dolores y enfermedades prevalecen en nuestra ajetreada sociedad.

Uno de los minerales más importantes para mantener el equilibrio normal del cuerpo es el magnesio, responsable de más de 300 reacciones químicas. Los trastornos debidos a la carencia de este mineral son muchos y comunes. Cuando éste nos falta nos sentimos cansados, deprimidos y sin ánimo.

El déficit de magnesio puede producir:

  • Inestabilidad emocional
  • Aumento o disminución de los reflejos
  • Descoordinación muscular
  • Estreñimiento
  • Problemas premenstruales
  • etc…

Pero veamos ahora cuáles son sus beneficios y por qué algunos lo consideran una auténtica panacea entre los complementos alimenticios.

Los efectos curativos del magnesio en forma de sales como el cloruro, sulfato o carbonato.

  • Entre sus propiedades, ayuda a disminuir el agotamiento físico e intelectual
  • Es un tranquilizante natural, recomendado como anti estrés y para la depresión.
  • Cura la artrosis debida a la acumulación de acido úrico
  • Ayuda a fijar el calcio y el fosforo en los huesos y dientes.
  • Previene los cálculos renales al movilizar el calcio
  • Muy útil para la irritabilidad muscular, epilepsia, tétanos…
  • Actúa como laxante y antiácido suave. Controla la flora intestinal.
  • Previene los partos prematuros, manteniendo los movimientos del útero regulado.
  • Disminuye los dolores premenstruales.
  • En el sistema neurológico favorece el sueño y la relajación.
  • Normaliza la corriente sanguínea, estabiliza la presión arterial, protege de enfermedades cardiovasculares, disuelve el colesterol y evita el infarto.
  • Es un estimulante de órganos, activa y vitaliza sus funciones.
  • Ayuda a la metabolización de las proteínas y de los carbohidratos.
  • Previene las hemorroides, y trata los cólicos y el estreñimiento.
  • Previene y ayuda a curar problemas de próstata.
  • Mejora el sistema inmunológico, previene gripe, catarros, fiebres, infecciones.
  • Previene la obesidad, la arteriosclerosis y problemas en los riñones
  • Ayuda a alargar la juventud en la regeneración celular de calidad y aportando energía al organismo.
  • Ayuda a curar problemas en la columna, limpiando el calcio acumulado y alojándolo donde se necesita.

Hay que tener en cuenta que UN CONSUMO EN GRANDES CANTIDADES PUEDE SER PERJUDICIAL PARA LA SALUD. Por eso recomendamos siempre consultar con un médico o un especialista en nutrición antes de iniciar tratamientos específicos con complementos alimentarios.

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.