Correr una maratón es el máximo sueño para muchos corredores. A muchas personas que llevan años corriendo e incluso algunos que nunca han corrido un solo día de su vida les encanta la idea de terminar una maratón. Parece que hay algo mágico en el concepto de una maratón, lo vemos como una historia de superación especial como si llegar a completar tu primera maratón fuera algo que va a marcar un antes y un después en tu vida  es que…¡para muchas personas ha sido así!

Y a ti ¿Te ha entrado ya el gusanillo de correr una maratón? Si es así, ya sea por diversión o por la competencia que genera, debes saber que se necesitan meses de preparación dura y sistemática antes de hacer realidad ese sueño. Con un entrenamiento adecuado sin duda puedes llegar a hacerlo y convertirlo en realidad, viviendo una maravillosa experiencia de auto superación, pero recuerda para lograrlo hay que tomárselo muy en serio. Correr una maratón no es precisamente un paseo por el parque, se trata de una carrera de larga distancia de 42.195 metros para la que hay que estar preparado física y anímicamente.

Encuentra un compañero de entrenamiento

Una de las mejores estrategias para hacer que el sueño de correr en una maratón sea posible para usted es encontrar un compañero. Habla con amigos y conocidos y encuentra a alguien que esté dispuesto a comenzar contigo el viaje de entrenamiento para correr la maratón. Es importante encontrar la manera de sincronizar vuestros horarios para poder entrenar juntos, al menos en las carreras largas. Seguro que has oído decir eso de que “ningún hombre (o mujer) es una isla”, y no hay nada más cierto cuando se trata de prepararse para tu primera maratón. La mayoría de la gente dura tan solo un par de semanas en el mejor de los casos cuando no tienen a nadie con quien entrenar. Tener un compañero de entrenamientos te exige cumplir los horarios, no solo por ti sino también por la otra persona, intensifica los entrenamientos y te genera una responsabilidad adicional muy valiosa para conseguir el objetivo final.

Crea un plan de entrenamiento

Una vez que hayas encontrado el socio o socia perfecta, debes crear un plan de entrenamiento ambicioso pero  posible para llevar a cabo. El horario debe adecuarse al tiempo disponible, así como a las necesidades y objetivos de cada entrenamiento. Cerrar un horario muy concreto para el entrenamiento de maratón y seguirlo a rajatabla te ayudará a no forzarte demasiado y también a conseguir una rutina efectiva. No es fácil conseguir poner el cuerpo en forma para correr la maratón, por lo es prioritario crear un plan con objetivos crecientes y, sobre todo, ajustarte a él. ¡A trabajar!

Habla con tu médico

Habla con tu médico sobre tu sueño de correr una maratón. Nunca es mala idea consultar con un profesional de la salud para tener en cuenta sus advertencias o consejos. También es interesante hacerse un chequeo para asegurarse de estar en plena forma para empezar a entrenar al nivel que se requiere. Pregunta al médico si tiene alguna sugerencia para mejorar tus hábitos de comer o de dormir. Una alimentación adecuada y un excelente descanso son fundamentales para recuperarse del entrenamiento físico que deberás realizar al prepararte para tu primer maratón.

Infórmate sobre cómo entrenar

Infórmate en Internet, en tu gimnasio o con gente que conoces que ya lo ha hecho o que lo haga de forma habitual y pregúntales por su experiencia. Cuando más te hagas en tu cabeza la idea de cómo será la experiencia y más preparado vaya hasta en los más pequeños detalles, más preparado estarás mental y físicamente.

La maratón es una actitud mental, estar muy informado y leer sobre ello además te puede motivar a seguir entrenando y conseguir tus objetivos.

¿Cuál será tu primera Maratón?

Busca las maratones más cercanas a tu ciudad y selecciona aquellas en las que te gustaría participar. Puedes ponerte dos objetivos, uno más ambicioso y otro más conservador. Saber cual es la maratón que vas a correr, la fecha exacta de la carrera, es ideal para mantenerte motivado y con la mente puesta en el objetivo. Tener un Plan B es importante porque puedes ir a tu segundo objetivo si ves que no estás los suficientemente preparado pero estás dispuesto a tirar la toalla. Tu primera maratón será histórica para tí, vívela desde el primer entrenamiento.

Correr una maratón es algo que mucha gente sueña, pero también es cierto que, de esa gente que se lo propone, muchos fracasan en el intento. Con una planificación cuidadosa y mucha dedicación puedes llegar a ser uno de esos corredores que pueden decir orgullosos ¡yo he corrido una maratón! Y si consigues matar ese gusanillo y llegar a una ¿quién sabe si no puede ser la primera de otras muchas que correrás en tu vida?

¿Estás preparado para empezar a entrenar? ¡Mucho ánimo y a correr!

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.