Tener una buena salud es el secreto de una vida feliz. No se trata tan solo de la ausencia de una enfermedad física, sino también poder llegar a un estado mental de tranquilidad, libre angustias y problemas. Hay muchas cosas que podemos cambiar en nuestro estilo de vida para mejorar nuestra salud en general, ya sabemos dos máximas importantes: comer de forma saludable y hacer algún ejercicio físico.

A la hora de elegir un ejercicio físico que encaje con nuestra ajetreada vida, a veces es complicado dar con aquella que más se ajuste a nuestra edad, estilo de vida y capacidades físicas. Pilates es una actividad física válida para todos los públicos, un régimen de ejercicios adaptable a nuestra necesidad que ha ganado popularidad debido a que puede ser realizado por cualquier persona en cualquier nivel de condición física.

Orígen del método Pilates

Pilates es un método de ejercicios que fue desarrollado por el boxeador alemán Joseph Pilates en la década de 1920. Se centra en movimientos lentos y controlados, respiración suave y concentración. Existen más de 500 ejercicios que fueron desarrollados por Pilates, los llamados ejercicios “clásicos”, que implican una serie de principios que incluyen la concentración, el movimiento fluido y la respiración. De estos ejercicios clásicos se han derivado con posterioridad otras series de ejercicios de entrenamiento nuevos, diseñadas para hacer los ejercicios inspirados del método Pilates más accesibles a los diferentes individuos.

 

La flexibilidad, la fuerza y la mejora de los músculos del núcleo o “core” son los objetivos y beneficios principales que  la práctica de Pilates puede aportar a nuestra salud. Los músculos de núcleo o “core” incluyen una variedad de músculos diferentes que equilibran los abdominales, la columna vertebral, la pelvis y los hombros. Estos músculos son críticos en el control de los movimientos, la transferencia de energía, el cambio de peso corporal y el movimiento en cualquier dirección. Un núcleo fuerte nos permite distribuir la tensión que se produce cuando cargamos peso en cualquier ejercicio físico y da soporte a la espalda, base de cualquier movimiento.

 

Pilates es fácil de realizar y muy accesible. Incluso las personas con movimientos limitados o con incapacidades físicas pueden participar en un entrenamiento de Pilates, ya que es adaptable a las capacidades de cada persona. Este método de ejercicios proporciona además una sensación de bienestar físico y mental que puede conducir a una mayor conciencia de nosotros mismos y, por lo tanto, a una relajación y bienestar mayor que otro tipo de ejercicio físico.

Pilates también fortalece y alarga los músculos sin desarrollar volumen adicional. Este ejercicio es beneficioso para los bailarines, atletas y otras personas que no quieren desarrollar más músculo del que tienen. Por eso es un tipo de ejercicio muy valorado por las mujeres, que quieren tonificar sus músculos sin desarrollarlos.

Pilates también puede ayudar a las personas que desean prevenir o que se están rehabilitando de lesiones ya que su práctica es esencial para mejorar la postura, la circulación y el equilibrio. Pilates es tan adaptable que hasta las mujeres embarazadas pueden realizarlo. Además de sus conocidos beneficios para la salud, las mujeres embarazadas que realizan entrenamiento de Pilates pueden desarrollar una mejor alineación del cuerpo, mejorar su concentración y moldear la forma de su cuerpo después del embarazo.

 

El entrenamiento de Pilates se hace generalmente de forma lenta y gradual, fomentando los movimientos lentos y fluidos y terminando con series estiramientos ligeros y un período de enfriamiento de los músculos. Según Joseph Pilates, las personas que empiecen a entrenar en el método Pilates se sentirán mejor en 10 sesiones, se verán  a sí mismos mejor en 20 sesiones, y tendrán un cuerpo completamente nuevo en 30 sesiones.

 

Otros beneficios para la salud que puede aportarte el método de Pilates son los siguientes:

 

  • Verte bien y sentirte mejor
  • Ser más fuerte, más flexible, tener más equilibrio y ser menos propenso a las lesiones
  • Mejorar áreas problemáticas o zonas concretas con lesiones
  • Desarrollar tus abdominales, tus piernas, tus muslos y tus brazos
  • Mejorar lesiones deportivas
  • Disfrutar de momentos de relajación

 

El entrenamiento de Pilates es accesible a una amplia población, debido a los diversos beneficios para la salud que su práctica conlleva y a sus diferentes niveles de dificultad. Empezar a realizar Pilates puede cambiar la forma en que la gente ve su propio cuerpo, el ejercicio físico y su concepto de bienestar general.

Una actividad física como Pilates, practicada de forma regular, junto con una dieta adecuada,

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.