Nos encanta ese look de recién llegada de unas largas y maravillosas vacaciones en la playa. ¿Quieres conseguir las nuevas mechas? Te damos las claves para conseguir unas mechas californianas perfectas.

Let´s go surfing now!

Las mechas Californianas son un tipo de coloración que marca tendencia. Venidas directamente de la meca del surf, la clave de las mechas Californianas es que quieren mostrar un pelo que parezca recién llegado de unas largas vacaciones al sol. Son mechas que muestran un cabello degradado desde la raíz, con un aspecto natural y casual. Se trata de un look joven y desenfadado, al que ya se han apuntado una gran cantidad de celebrities. Así que, ¿a qué esperas para lucir una melena recién llegada de la playa?

REQUISITOS Y DURACIÓN

Una de las ventajas más interesantes es que este tipo de mechas puede aplicarse de forma más espaciada que las normales, se recomienda cada 3 a 6 meses, lo que además de ser muy cómodo ayuda a mantener el pelo más sano. Es recomendable esta técnica en pelo rubio o castaño claro, ya que las mechas lucirán más naturales. También se pueden hacer sobre pelos castaños, aunque en de estas mechas es que hay que retocarlas mucho menos que las mechas este caso es ideal escoger un color de mecha más oscuro, ya que la mecha Californiana debe siempre mostrar un acabado natural para un look surfero. Otra ventaja es que se minimiza el ya tradicional efecto raíz de una coloración tradicional o de unas mechas clásicas.

PROCESO

Las mechas Californianas se pueden dar en casa o en la peluquería. Como siempre, te recomendamos que te pongas en las manos de un profesional si no tienes experiencia o no lo tienes muy claro. La técnica trabaja el pelo de forma que resulte degradado desde el tono más oscuro de las raíces al tono más claro de las puntas. El degradado es crucial para que el cambio de tonos no sea radical y resulte natural, como si la acción del solo hubiera aclarado las puntas de nuestra melena. En este caso además es muy importante elegir correctamente los tonos para que el contraste entre la zona clara y la zona oscura sea el correcto, de manera que el resultado sea un sutil degradado y no de un aspecto de poco cuidado.

RIESGOS

Una mala aplicación se puede arreglar relativamente fácil, pero debes tener en cuenta que estás aplicando decoloración como en el caso de unas mechas normales. El riesgo más claro que se corre es que el resultado sea poco cuidado y de la sensación de que simplemente te has dejado crecer las raíces, ofreciendo un aspecto de dejadez. Otro riesgo es si eres castaña o incluso morena y no quieres acabar siendo una rubia californiana, sino solo aportar unos toques de luz, si se eligen mal los tonos a aplicar en el proceso el resultado puede ser el menos deseado.

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.