La mirada es sin duda una de las zonas que más debemos cuidar si queremos mostrar un rostro relajado y jóven. Las ojeras, tnatolos surcos como las zonas pigmentadas, pueden mostrar el cansancio acumulado y por tanto ofrecer una imajen de envejecimiento prematuro que puede ser evitada.

En este BANCO DE PRUEBAS KOANA hemos probado el láser Neodino o N-YANG para el tratamiento anti ojeras, especialmente indicado para Eliminar las acumulaciones de melanina en la zona de debajo del ojo. Es un tratamiento interesante para realizar en combinación con el Tratamiento antiojeras con Microinyecciones.

La mala circulación sanguínea periférica y linfática es la causante de provocar un exceso de melanina en la zona de las ojeras, para combatir la hiperpigmentacion es muy recomendable el uso del láser Neodino o N- YANG, este es un láser utilizado también para borrar tatuajes, quitar manchas producidas por el sol e incluso depilar el vello.

El láser Neodino es el tratamiento ideal y definitivo para erradicar esta pigmentación. Los resultados son excelentes pero hay que tener en cuenta que no resuelve los surcos profundos ni las bolsas en caso de existir, sin embargo tiene un doble efecto ya que, al mismo tiempo, es capaz de eliminar las arrugas de la zona.

PROCEDIMIENTO: El láser actúa por afinidad con la melanina y lo deshace, después es el propio cuerpo el que disuelve los fragmentos que han quedado y los elimina.

RESULTADOS: Extraordinarios.

DURACION DEL PROCEDIMIENTO: 30 minutos.

MOLESTIAS: La ojera se pone roja, después de una semana aparece una pequeña costra que se cae en un par de días haciendo que la piel se renueve sin pigmentación. Diez días de convalecencia.

TRATAMIENTO: Una sola sesión.

POSTRATAMIENTO: Posteriormente hay que usar un cosmético inhibidor de la melanización para evitar la reaparición de las ojeras oscuras.

DURACION: Definitivo.

PRECIO: Oscila entre 1.800 € y 3.000 €.

 

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.