Cabello demasiado claro, kilitos de más que nos han dejado esos riquísimos helados, piel seca, ropa demasiado liviana….por mencionar sólo algunas de las cosas que nos preocupan cuando se está yendo el calorcito y comienza a acercarse el frío.
¿Qué hacer para estar preparadas pero sin que nos tome demasiado tiempo?
¡En este artículo te dejamos 5 tips básicos, fáciles y que no pasan de moda para estar de cara fresca al invierno!:
1. Cabello demasiado claro, queda divino en verano pero en esta temporada que se acerca nos conviene oscurecerlo, al menos 2 o 3 tonos, y proporcionarle al cabello baños de crema que no tenemos por qué realizarlos en un salón. Hay muy buenos productos al alcance de nuestra mano y podemos aplicarlos hasta dos veces por semana luego de lavarnos el cabello de forma habitual y siguiendo los pasos que se indican en el dorso del producto.

2. Pulamos nuestra piel. Podemos realizarlo mientras nos duchamos, sobre todo en los muslos, piernas y codos que es donde más notamos la sequedad. También conviene realizarlo sobre el rostro, pero ten en cuenta dos cosas importantes: la crema pulidora del cuerpo, casi nunca es apta para la cara, así que toma la precaución de adquirir dos cremas distintas, una exclusiva para la piel del rostro ya que es más delicada, y otra para el cuerpo. Un consejito más: no apliques la pulidora más de una vez a la semana para no dañar tu piel.

3. Desintoxicar el cuerpo. Toma mucho líquido y no consumas harinas, hidratos ni azúcar en demasía. Y un dato fundamental: camina al menos tres veces por semana al menos media hora.

4. Uñas más cortas. Bajemos el largo de nuestras uñas un poco y consigamos esmaltes básicos que no pasan de moda y nos permitirán vernos a la moda en esta temporada que se acerca. Los colores nude, rojos y marrones son un clásico que no te pueden faltar.

5. Ropa clásica. A todas nos pasa que sentimos que nada de nuestro vestidor va a servir para este invierno, ya sea porque la moda ha cambiado, nuestro cuerpo no es el mismo o simplemente nuestros gustos. Por esto, te dejamos atuendos clásicos, con los cuales adquiriendo muy pocas cosas, podrás armar varios juegos de ropa, simulando tener muchas más prendas, mirá:
• Blusa blanca o clara
• Vestido negro sin mangas
• Pantalón negro del corte que mejor te siente
• Blazer negro
• Botas negras, preferentemente largas
• Stilettos negros
• Dos o tres pashminas clásicas, en colores nude, negros, blancos, marrones.

Con estas prendas, podrás hacer muchas combinaciones, luciendo equipos distintos, pero usando los mismos básicos que te proponemos. Sólo basta un poco de ingenio. ¡Anímate!

Sobre El Autor

Community Manager

Community Manager en Koana Magazine.