Hemos escuchado multitud de cuentos sobre dietas milagro que te hacen perder muchos kilos en poco tiempo y entre ellas están los que tratan sobre cómo adelgazar a base de sopa. Y es que efectivamente se ha demostrado en numerosos estudios científicos que la sopa es una excelente fuente de nutrientes (que no es nuevo, nuestras bisabuelas ya lo tenían claro) sin el aporte calórico extra de un plato normal.

Solamente incluir sopa en nuestra dieta habitual, sin que ésta sea de régimen, nos ayuda a quemar grasas de forma más completa y a depurar mejor el organismo. De manera que incluir la sopa en nuestra dieta habitual o bien sustituir una comida por un plato de sopa, es una excelente forma de conseguir buenos resultados en el mantenimiento de peso y podemos elegir sopas variadas y siempre sanas para el organismo.

Es importante recordar que es fundamental consultar al médido o nutricionista para iniciar cualquier régimen de adelgazamiento.

 

ORÍGEN

El origen de la dieta de la “sopa quemagrasa” es médico. Diseñada por un grupo de especialistas del Hospital Sacred Heart Memorial de USA, esta dieta está pensada para pacientes que deben perder peso de forma rápida antes de someterse a una operación de corazón. Con esta dieta es posible perder hasta 8 kilos en una semana. Esta dieta se basa en la ingesta de una sopa depurativa y desintoxicante unida a una dieta disociada con muy pocas grasas y nada de hidratos de carbono de rápida absoción. La sopa se prepara con cebollas, habas o judías verdes, espinaca, zanahorias, tomates, repollo, apio, ajo, pimiento, brócoli, arroz integral, un saborizador de cebolla y especias al gusto.

La sopa quemagrasas es también llamada dieta de las Calorías Negativas, pues sigue la teoría de que el aporte calórico de la sopa es menor a las calorías que gasta el propio cuerpo para asimilarla, de forma que en teoría cuanto más se come más se adelgaza. Este tipo de dietas son muy efectivas pero peligrosas y solo sirven como arranque de una dieta o para adelgazar rápidamente de cara a un evento, ya que puede alterar el metabolismo si se sigue durante más de una semana.

Después de este régimen de una semana se puede sustituir una comida por la famosa sopa quemagrasas.

¿Cómo puedo añadir la sopa en mi dieta habitual?

Si no estás dispuesta a ser radical pero quieres integrar la sopa en tu menú diario y obtener así sus múltiples beneficios, te indicamos como debes integrar la sopa en una dieta moderada.

Calcula tu TMB o tasa metabólica basal, que es el número de calorías que tu cuerpo quema todos los días en reposo y redúcelo en 500 calorías durante todo el régimen de sopa, para perder peso a un ritmo aproximado de medio kilo a la semana. Además de esto incluirás sopa en tu dieta.

Cocina sopa siempre baja en grasas y sin hidratos de carbono de rápida absorción añadidos (No uses estrellitas, arroz, espagueti o fideos, usa verduras, carnes especias, etc.). Elige sopas variadas para no aburrirte y siempre que se pueda que lleven pollo o carne de vaca, para asegurar un buen aporte de proteínas. Puedes usar muchas recetas pero siempre cocina con verduras frescas e ingredientes de calidad.

Puedes usar la Sopa de Repollo, que consiste de un preparado de cebollas, tomates, pimientos, apio y repollo. Este caldo tiene un efecto saciante y puede tomarse sin restricción.

Otra sopa variada y antioxidante es la que se prepara con: aceite de oliva, chirivías,nabo, pimiento, ajo, apio, sal, pimienta, caldo de pollo de bajo contenido graso y sodio, pollo zanahorias, brócoli, hojas de berza, cebollas, jugo de limón y eneldo. Come un plato de sopa cada 3 horas. Puedes tomar una buena cantidad de sopa, para sentirse saciado y que la comida que sustituyes por sopa se sienta completa. Si es posible sustituye la cena por un plato de sopa, la depuración de tu organismo y el aporte extra de agua de la sopa pondrá además a trabajar a tus riñones que te ayudarán a deshincharte.

AÑADE LA SOPA A TU DIETA DIARIA.

El tomar sopa cada tres horas o como entrada en las comidas, te ayuda a perder peso y a controlar tu apetito ya que producen una sensación de saciedad especialmente cuando se consumen calientes.

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.