Crea tu propio rincón de meditación

MeditaciónNo necesitas mucho espacio para crear un espacio íntimo y relajante para tu meditación diaria. Con un poco de imaginación podrás crear un rincón para mejorar tu vida y llenar tu casa y tu espíritu de tranquilidad.

Mucho se ha hablado en nuestra revista Koana de la necesidad de dedicarte un rato a ti mismo y una muy buena manera de hacerlo es empezar a realizar meditación de forma habitual. Y es por eso que en este artículo queremos hablarte de cómo crear tu propio rincón de meditación de una manera muy sencilla.

En este tu nuevo rincón de meditación vamos a establecer una serie de claves fundamentales que nunca debes saltarte.

 

El tener tu propio rincón de meditación preparado y decorado te va a ayudar a establecer una rutina diaria en la que puedas trabajar en tu mente y en tu respiración. Este espacio es tuyo y debe estar perfectamente diseñado para lograr la tranquilidad, la relajación y el bienestar.

 

1. Un espacio para ti

La primera clave es que este espacio debe estar destinado a tu tranquilidad, a tu pensamiento, a tu cuidado y a tu meditación diaria. Puedes habilitar cualquier rincón de tu casa si es que no tienes una zona especial para hacerlo, pero lo importante es que sea un espacio especial para ti.

Lo ideal es una zona con una iluminación natural que puedas adaptar a tu gusto y en la que puedas encontrarte tranquila y a gusto. Cuando elijas el espacio intenta que sea una zona tranquila en la que no haya ruidos molestos del exterior o incluso del interior de la casa. Es muy interesante que puedas controlar la luz y el acceso a la habitación, para asegurarte un rato de tranquilidad.

 

 2. Hazlo a tu medida

Te damos a continuación algunos elementos o accesorios que consideramos interesantes para añadir a tu espacio personal de meditación. Por supuesto, puedes personalizar todos estos para que el espacio quede totalmente a tu gusto. La idea es que en este espacio ¡te sientas genial!

Es una buena idea colocar una alfombra lo más agradable y mullida posible en la que pueda sentarte, tumbarte y realizar tus ejercicios de meditación. Si además en esta zona vas a realizar otros ejercicios alternativos como yoga o cualquier otro ejercicio físico, te recomendamos que sea una alfombra que te sirva para todos estos usos y te permita colocar encima una alfombrilla de ejercicios.

 

3. Deja todo preparado para un “Quick start”

Lo ideal de este espacio es que te permita iniciar tu meditación de una forma rápida sin tener que preparar nada, de forma que favorezcas el uso diario. ¡Sin excusas! Por eso es muy interesante que coloques una mesa alargada y baja, fácil de acceder en posición sentado, en una zona visible en la que podrás colocar todos los elementos que vas a necesitar para realizar la meditación.

Algunos ejemplos de accesorios que te puede ayudar son:

  • Una estatua de un buda puede ayudarte a crear un espacio más relajante y más atractivo para tu medicación.
  • Un grupo de velas que puedas encender cuando estás meditando para crear un ambiente relajante.
  • Un espacio en el que puedas quemar incienso. Está demostrado que quemar incienso o aceites olorosos pueden ayudarte a la relajación por medio de la aromaterapia.
  • Para que puedas meditar a gusto es posible que quieras poner música o algunos sonidos relajantes. También puedes querer utilizar un podcast o incluso un vídeo que te ayude a relajarte, por eso es interesante ubicar una cadena de música, unos altavoces para conectar tu teléfono o una pantalla.
  • Puedes añadir una cesta grande de material natural o un elemento similar que te permita para guardar cómodamente todos los objetos que vayas a utilizar en tu espacio: esterilla, toalla, aceites… para mantener el espacio en orden y listo para tu momento de relax.

 

5. Personaliza y decora tu espacio

Decora tu rincón de meditación como más agradable te resulte. Piensa a medida que lo usas en cómo mejorarlo y busca accesorios para ir adaptando el espacio, de manera que sea un espacio que atesores para ese momento dedicado a tí.

Puedes añadir un elemento vegetal como flores, una planta o simplemente un cactus haciendo que el entorno sea más agradable. También puedes añadir otros elementos adicionales como una pequeña fuente. El sonido del agua puede ayudarte a entrar en el modo de medicación y ayudarte a relajarte de forma que en tu rincón de meditación encuentres la mayor tranquilidad.

 

6. Relájate y disfruta

Deja tu móvil fuera de la habitación si es posible o ponlo en modo avión y que solamente puedas utilizar su función de música. Asegúrate de que ese precioso momento que te vas a dedicarte sea solo para ti y puedas practicar la meditación sin interrupciones.

¡Namasté!

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.