Ei ya te ha liado una amiga para hacer yoga pero no tienes claro si es lo tuyo…¡ánimo! El yoga no solo es un ejercicio de estiramiento, es también una forma increíble de entrar en contacto con tu yo interior, de relajarte y de aprender a controlarte y conocerte a tí misma.

En este artículo te contamos los tres beneficios principales del Yoga y cómo pueden ayudarte en tu día a día.

 

Beneficio número uno: Salud Física

Mucha gente enfrascada en ambiciosos proyectos empresariales tiene como objetivo final ganar dinero, ¿no? ¿Alguna vez has escuchado el dicho que tu salud es tu riqueza? Créeme si te digo que no hay nada más cierto. No importa la cantidad de dinero que tengas si tu mala salud te impide gastarlo. La salud personal a menudo se descuida en el bullicioso mundo corporativo de hoy. Pero la cuestión no es si puedes permitirte el tiempo para hacer ejercicio para estar saludable; sino más bien si puedes permitirte el lujo de no hacerlo. La salud puede llegar a tener una escala muy radical, o estás sano o no lo estás. Es importante pensar en lo mucho que tu nivel de salud afecta a tu trabajo diario. Un cuerpo sano te permitirá concentrarse más, mejorar el rendimiento y aumentar el tiempo que pasas trabajando de manera productiva.

Practicar yoga es la manera para cuidar tu bienestar físico si tu día a día está ocupado por tu mundo profesional. Los ejercicios son de bajo impacto y sencillos de realizar, de manera que pueden realizarse incluso por personas que están en baja forma física, y cuanto más regularmente se realizan mayor impacto en tu salud tendrán.

El yoga es además un método muy eficaz para liberar la tensión y el estrés. Durante un día hábil con un nivel normal de estrés se generan ciertos bloqueos  en todo el cuerpo y muchos de nuestros órganos vitales no reciben la cantidad de oxígeno y nutrientes que necesitan para funcionar con la máxima eficiencia. La práctica del Yoga nos permite estirar diferentes grupos de músculos para facilitar la liberación de estos bloqueos y mejorar el flujo sanguíneo, mejorando también la forma en que el oxígeno llega a todos los órganos del cuerpo junto a los nutrientes que éstos necesitan.

 Los beneficios para la salud que nos aporta el Yoga son muchos, tanto inmediatos como a largo plazo. En el corto plazo veremos cómo mejora nuestro flujo sanguíneo, lo que hace que el cuerpo funcione mejor. También liberamos la tensión de los músculos y el sistema linfático del cuerpo es capaz de gestionar con mayor eficacia los productos de desecho. A más largo plazo podremos ir notando otras mejoras en el funcionamiento del cuerpo y, por ejemplo, nuestro sistema digestivo también funcionará de manera más eficiente y nuestra coordinación y flexibilidad también se verán muy reforzadas. Haciendo balance general, tras varios meses de practicar yoga, y dependiendo de nuestros propios problemas de partida, notaremos en nuestro propio cuerpo los innumerables beneficios que la práctica aporta a nuestra salud.

 

Beneficio número dos: Salud Mental

 ¿Alguna vez te has parado a pensar en la importancia de tu respiración? A veces no somos conscientes de lo importante que es para nuestra vida y nuestro bienestar. Todos sabemos que cuando alguien deja de respirar muere. Pero, más allá de esta comprensión simplista del uso de nuestros pulmones, respirar correctamente es a menudo ignorado. Es de vital importancia respirar bien no solo por los numerosos beneficios que aporta a la salud de nuestro cuerpo, sino también por las enormes ventajas que puede aportar a nuestra mente.

Las sesiones de yoga por lo general se iniciarán con ejercicios de respiración. El simple proceso de aspirar aire profundamente y liberarlo lentamente y de forma consciente es increíblemente relajante y los ejercicios de respiración son la columna vertebral de la disciplina del Yoga. La clave de esta respiración hacernos conscientes de la simple acción de la respiración. Durante la práctica llegamos a ser muy conscientes del beneficio y aportes que nos da un ciclo de respiración profunda y controlada y somos capaces de alcanzar un nivel de relajación que difícilmente logramos en nuestra vida cotidiana. Esa sensación de calma es en sí misma un medio ideal para lograr una mayor concentración.

La capacidad de concentrarse es probablemente una de las habilidades más importantes en un entorno de trabajo. A diario hay multitud de cosas ocurriendo a nuestro alrededor, lo que puede hacer difícil la tarea de concentrarse en lo que estamos haciendo debido a la multitud de cosas activas “en el fondo de nuestra mente”. Realizar Yoga de forma regular enseña técnicas que nos permiten borrar rápidamente de la mente todas estas distracciones para centrar nuestros esfuerzos mentales en una sola tarea. También es muy valiosa la aportación sobre nuestra disciplina personal. La auto-disciplina que se aprende al centrarse en el propio cuerpo y convertirse en dueño de uno mismo es un beneficio clave de la práctica del Yoga.

 

Beneficio número tres: Felicidad

La felicidad es un objetivo que mucha gente sacrifica en el corto plazo a cambio de ese momento místico en el futuro en el que todo será mucho mejor y llegaremos a un estado completo de felicidad. El Yoga trata de ese momento místico ubicado en el futuro, se centra tan solo en desarrollar un fuerte sentido de uno mismo y en realizar una conexión con nuestro yo actual y real, cuando esto se consigue es verdaderamente común que las personas se conozcan mejor y estén más contentos con su situación actual, aprendiendo a vivir más el presente y buscar la felicidad del momento. Cuanto más practiques yoga más cómodo estarás contigo mismo cuando estés a solas, y esto facilitará que estés también más cómodo al entrar en contacto con otras personas. Aumentará tu autoestima, lo que facilitará que tengas un mejor desempeño en situaciones sociales. Este es quizás el regalo más importante que el yoga puede ofrecerte, encontrarte a ti mismo y ser consciente de tu presente.

Si crees que estos tres grandes beneficios son algo que te gustaría conseguir, ¿a qué estás esperando? Empieza a practicar yoga hoy y verás cómo mejora tu vida personal y tu vida profesional.

Sobre El Autor

Koana es belleza, salud y bienestar. Descubre con Koana como cuidarte y gustarte más. Nuestra pequeña flor japonesa, es la sensibilidad de la belleza natural.